Blog — 27 Marzo 2017
BECA ARGO EN SICILIA

Primero de todo, decir que no he podido tener más suerte con el destino, Sicilia es maravillosa, mar y montaña se juntan para dar como resultado un paisaje idílico. Hace seis meses me concedieron una beca Argo para trabajar en un estudio de arquitectura en un pueblo de Palermo. Al principio tenía mis reservas con el destino pero nada más llegar me vi integrada en seguida en el lugar y en el estudio.

 

Llegue a Sicilia sin tener idea de italiano, pero en ningún momento ha sido un problema, desde el primer momento en que llegué, todo el mundo me abrió las puertas de su casa y de su familia. Ya antes de ir, mi jefe se preocupó en buscarme casa y dejar todo arreglado. He tenido la suerte también de tener una casera estupenda, vive encima de mi apartamento y se ha convertido en una especie de madre para mí aquí.

 

En el estudio aún estoy adaptándome, ya que aunque me tratan muy bien y hacen por integrarme, siempre cuesta hacerse con los términos técnicos de un idioma, entablar un dialogo seguido con un cliente todavía me cuesta, al igual que hacer mis propias propuestas, en este aspecto todavía me quedo un poco para atrás. Por el resto, me he hecho enseguida al método de trabajo, mis compañeros son estupendos, todos los días comemos juntos en casa de mi jefe, que más que un jefe es un amigo.

 

No solo trabajamos juntos, sino que también los días libres se preocupan de hacer planes juntos para enseñarme los mejores rincones de Sicilia, ir al cine o simplemente ir a cenar, porque sí, aquí se “mangia” a todas horas y cada rincón tiene su plato típico diverso, estoy haciendo grandes descubrimientos gastronómicos J

Cuando no estoy con mis compañeros de trabajo y mi jefe, estoy con la casera y su familia. Todos los fines de semana me invitan a comer para no sentirme sola. El pasado fin de semana, incluso hice un viaje con ellos a la costa de Catania, a casa de su hermana ya que el resto de su familia tenía muchas ganas de conocerme. Realmente son gente muy hospitalaria que se desvive por hacerte sentir a gusto y no dejarte sola, tanto que incluso a veces puede agobiarte un poco, aunque al final se agradece.

 

Y del lugar qué decir. Sicilia es fantástica, tiene el encanto típico de las islas mediterráneas. En cada rincón hay algo que visitar. El primer día que llegue me dijeron que todos los estilos artísticos de Italia se pueden encontrar juntos en Sicilia y es cierto, puedes ver desde yacimientos griegos y romanos hasta arte árabe, bizantino, normando, gótico, barroco… en seis meses no voy a poder visitar todo lo que me gustaría. Aunque para mí, aunque parezca mentira no es esto lo mejor, lo mejor es el paisaje, la costa es alucinante, aguas cristalinas y turquesa, montañas verdes, el Etna de fondo… Lo único malo es que las ciudades grandes no están lo cuidadas que deberían, hay bastante suciedad y la delincuencia está muy presente, pero debo agradecer que yo vivo en un pueblo mediano de costa muy tranquilo.

Uno de los sitios más bonitos en los que he estado sin duda.

Cuando termine la beca, me va a costar mucho dejar esta isla y a esta gente

Etiquetas:

, , , , , , ,

Related Articles

Comparte

About Author

(0) Readers Comments

Comments are closed.